El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el gobierno federal tiende a las entidades federativas una mano abierta y franca para trabajar por el bien del país y agradeció al Congreso la aprobación de reformas fundamentales para ajustar el marco legal a las nuevas circunstancias y afrontar los grandes problemas nacionales.

Durante su participación en la Tercera Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el mandatario sostuvo que se mantendrá un diálogo permanente, abierto y franco con los gobernadores, por lo que cada vez que sea necesario se comunicará con ellos e intercambiará puntos de vista, con respeto de la soberanía de los estados y de la libertad, sin imponer absolutamente nada.

El Ejecutivo federal hizo un reconocimiento especial al gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, porque en circunstancias muy difíciles y dolorosas supo estar a la altura de las circunstancias, y sin mezquindades, hizo todo lo necesario para trabajar en unidad para afrontar los hechos del viernes pasado.

 

NTX/MTG/4TAT