Abel Barajas/Reforma

Cd. de México.-Un juez federal de Toluca aceptó este mediodía las hipotecas de dos inmuebles de familiares de Guillermo Padrés para cubrir 40 millones de garantía y hacer efectiva su libertad en el juicio por lavado, lo que significa que podría salir de prisión en las próximas horas.

El suegro de Padrés hipotecó un inmueble de 7 mil metros cuadrados conocido como el Rancho Tres Puertas, en Cananea, Sonora, operado por la empresa Grupo Turístico Santa Fe, valuado en 31 millones 664 mil pesos.

José Arturo Dagnino Acuña, cuñado del ex Gobernador, también hipotecó en favor del juzgado responsable del proceso un terreno de 8 mil 800 metros cuadrados, con construcción, localizado en el Fraccionamiento Centenario de Hermosillo, cuyo precio es de 11 millones 783 mil pesos.

Ambas hipotecas fueron entregadas este sábado a las 9:00 horas a Juan Miguel Ortiz Marmolejo, Juez Séptimo de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, responsable del juicio contra Padrés por lavado de 11 millones de pesos, para que vuelva a decretar su libertad.

Al mediodía, Ortiz Marmolejo además envió oficios a la empresa que presta el servicio del brazalete electrónico, así como a la Unidad de Seguimiento y Supervisión de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional de Proceso, para que le vuelvan a colocar dicho dispositivo al procesado.

Al mismo tiempo, el juzgador pidió por escrito a Óscar Antonio Madero González, Juez Primero de Distrito en Procesos Penales Federales en la Ciudad de México, acordar la libertad de Padrés y girar instrucciones para que abandone el Reclusorio Oriente, una vez que le hayan colocado el brazalete.

Si bien todos estos trámites y gestiones se llevarán a lo largo de esta tarde, el día y fecha de la liberación de Padrés dependerá del juez Madero González, cuyo órgano jurisdiccional además se encuentra radicado en el Reclusorio Norte.

En caso de que esta tarde le coloquen el brazalete y acuerden su liberación, es muy probable que por la noche de este sábado abandone el Reclusorio Oriente. Sin embargo, también existe la posibilidad de que los trámites concluyan hasta el domingo.

El sonorense logró el jueves que en el juicio por defraudación fiscal el Juzgado Décimo Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales de esta capital aceptara otros inmuebles hipotecados para pagar la garantía de 100 millones de pesos por su libertad provisional.

Con ese fallo, sólo estaba pendiente que volvieran a presentarse las garantías ante el juez de Toluca -quien ya le había retirado ya el brazalete y cancelado sus hipotecas- para que se acordara su liberación.

Hecho lo anterior, Padrés llevará sus dos juicios en libertad, después de 3 años y casi 3 meses de estar preso en el Reclusorio Oriente.