El boxeador filipino Manny Pacquiao quiere demostrar que a sus 40 años aún tiene la calidad y capacidad para mantenerse como campeón del mundo, cuando enfrente al estadunidense Adrien Broner en el MGM Grand de Las Vegas.

Pacquiao, campeón welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), expondrá el cetro por primera vez ante Broner, que busca mantenerse en la élite del pugilismo, pero con un título en su poder, en el pleito estelar de la velada.

El asiático, con récord de 60-7-2, 39 nocauts, solo está concentrado en esta pelea, aunque sabe que un triunfo podría llevarlo a una revancha con Floyd Mayweather Jr y seguir su carrera, pues descartó que por el momento piense en el retiro.

Luego de que el astro filipino perdió el cetro de las 147 libras de la OMB ante el australiano Jeff Horn, en su única pelea de 2017, volvió a la actividad en julio pasado para vencer al argentino Lucas Matthysse y proclamarse campeón de la AMB.

“Pacman”, quien llega con el entrenador Fredie Roach a esta batalla, parte como ligero favorito, seguro de la preparación realizada, pero sin confiarse, pues sabe de la peligrosidad de su retador norteamericano.

Broner (33-3-1, 24 KOs), quien ya fue campeón mundial en cuatro diferentes categorías, sabe que muchos ven ganador a Pacquiao y listo para enfrentar a un rival como Mayweather Jr, algo que no le incomoda, “lo voy a mandar a su casa sin el cinturón, su momento ya pasó”, dijo.