BROWNSVILLE, Texas.- La Oficina del Secretario de Estado de Texas emitió una lista de 95,000 votantes registrados que posiblemente no eran ciudadanos estadounidenses.

De esa cifra, unas 1,600 personas fueron identificadas como votantes registrados en el condado Cameron, lo que ha provocado que el administrador de elecciones de este condado, Remi Garza, iniciara una investigación.

Según las autoridades, esta investigación pudiera resultar en el cambio de reglas sobre cómo registrarse para votar.

Los que estén involucrados en el supuesto fraude, recibirán una notificación para que comprueben su ciudadanía en 30 días ya que, de no hacerlo, podrían ser sancionados.

Con información de: Telemundo 40