Por: Francisco Martínez. Enviado.

TLAHUELILPAN, Hidalgo., 19 Ene (Notimex).- Mientras peritos de la Procuraduría de Justicia del Estado de Hidalgo continúan con el levantamiento de cuerpos calcinados por la explosión de una toma clandestina de un ducto de Pemex en esta localidad, familiares de los fallecidos deberán practicarse pruebas genéticas para facilitar la identificación de los cadáveres.

Para recibir información, en el lugar del siniestro han acudido cientos de personas que buscan a sus familiares desaparecidos que pudieran encontrarse en el área donde ocurrió la explosión.

Las autoridades de la Procuraduría estatal han informado a estas personas que acudan al Ministerio Público que se ubica en Mixquiahuala donde se les practicará un examen de genética para que sea comparado con los restos de los cuerpos que han sido encontrados.

Quienes acudan a solicitar este procedimiento, primero deberán realizar una búsqueda en los hospitales a los que fueron trasladados los heridos, y de no encontrar a sus familiares, deberán manifestar su intención de que sean buscados en el área de la explosión.

En las oficinas del Ministerio Público local se encuentran 60 agentes para orientar a los familiares directos, al ser necesaria esta condición de consanguinidad para hacer un cotejo real.

En tanto, los peritos continúan con trabajos técnicos forenses que consisten en el señalamiento y levantamiento de los cuerpos, que en su mayoría se encuentran calcinados en su totalidad.

Algunos familiares han intentado traspasar las vallas colocadas por el Ejército y la Policía Federal en el área que ocupa un sembradío de alfalfa y donde se pueden observar prendas quemadas, bidones, cubetas y embudos improvisados.

De igual manera, la Policía Federal cuenta con algunas prendas en condiciones de que los familiares puedan identificar a sus parientes.

NTX/FMR/EGR