Ofende a Casa Blanca fallo contra “dreamers”

118
Foto: VOA

La Casa Blanca calificó hoy como una ofensa la decisión de una Corte federal en California que la noche del lunes prohibió a la administración del presidente Donald Trump revocar el Programa de Acción Deferida para Llegados en la Infancia (DACA).

“Consideramos que esta decisión es ofensiva, especialmente a la luz de la exitosa reunión bipartidista del presidente con los miembros de la Cámara (de Representantes) y el Senado en la Casa Blanca, el mismo día”, dijo la vocera presidencial Sarah Sanders.

El propio Trump se manifestó sobre el fallo del juez William Alsup, de la Corte Federal para el Distrito Norte de California, que obliga además al gobierno a procesar solicitudes de los “soñadores” para renovar los permisos que les permiten continuar en el país y obtener permisos de trabajo.

“Esto sólo muestra a todos el quebranto de nuestro sistema de cortes, cuando el lado opuesto en un caso (como DACA), siempre corre al (corte) Noveno Distrito y casi siempre gana, antes de que sea revertido por cortes más altas”, dijo el mandatario en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Alsup emitió su orden para que el gobierno mantenga vigente el DACA, en respuesta a una demanda presentada por la Universidad de California y otras entidades, en contra del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

En su fallo, el magistrado dijo que los demandantes “han mostrado que probablemente puedan triunfar en los méritos de lo que claman, de que la rescisión (del programa) fue arbitraria y caprichosa” y debe ser producto de un proceso administrativo.

Abogan por reforma

Guatemala, que durante tres gobiernos ha gestionado sin éxito un Estatus de Protección Temporal (TPS), aboga por una reforma migratoria integral en Estados Unidos, indicaron fuentes diplomáticas.

El TPS, por sus siglas en inglés, es el mecanismo de regularización temporal migratoria concedido de manera unilateral por el gobierno de Estados Unidos.

El beneficio es otorgado por el gobierno estadunidense a ciudadanos de naciones afectadas por desastres naturales o contingencias que ponen en riesgo a la población y alteran la actividad productiva y política.

EL TPS favorecía a más de 300 mil centroamericanos que trabajan en Estados Unidos. De esta población, alrededor de 250 mil son ciudadanos de El Salvador.

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció esta semana la cancelación del programa para los salvadoreños, a quienes dio plazo de 18 meses para salir de Estados Unidos o buscar su residencia legal en el país.

Antes, el beneficio del TPS fue suspendido para nicaragüenses y haitianos, mientras que se concedió una prórroga de seis meses para los ciudadanos de Honduras que trabajan en Estados Unidos.

Comentarios