El cierre parcial del gobierno federal está afectando a unas 200,000 familias en Texas, por lo que la alcaldía de Mission apoyará a quienes no están recibiendo un sueldo.

Esto permitirá a los empleados federales que vivan en Mission tener una extensión para que puedan pagar sus facturas de servicios básicos hasta 30 días después de que el gobierno abra.

“Fue idea mía porque pensé en la familia. En Mission, promovemos la unidad de familia. Estaba pensando que los agentes van a trabajar, pero sin dinero y en la casa, si tienen hijos, acuérdense que tienen que ir a la escuela, entonces cómo se van a bañar o hacer sus necesidades?,” explicó el alcalde de Mission, Armando O’Caña.

Los residentes de Mission que puedan comprobar que son empleados federales podrán calificar para este programa que les perdonará sus facturas de forma temporal. Solo tienen que presentarse en persona con estos comprobantes a la alcaldía de la ciudad.

Con información de: Agencias