Con información de: The Monitor

TEXAS.- El ex alguacil del Condado de Hidalgo, Guadalupe “Lupe” Treviño, comience a hacer pagos a la Comisión de Ética de Texas por un monto de $ 10,000.

En febrero pasado, la comisión ordenó a Treviño comenzar a realizar pagos mensuales de $ 285 a más tardar el 1 de febrero de 2019, “para satisfacer” la multa de $ 10,000 impuesta por la comisión. Si realiza el pago mensual mínimo, terminará de pagar la multa en diciembre de 2021.

El hombre de 69 años de edad, fue liberado de la custodia de la Oficina Federal de Prisiones el martes después de cumplir aproximadamente cuatro años y cuatro meses de una condena de cinco años.

Después de declararse culpable de lavar dinero de un narcotraficante de Weslaco a través de su campaña de reelección de 2012, Treviño fue puesto bajo custodia federal en septiembre de 2014. Fue liberado de un campo de prisioneros federal de Pensacola, Florida, clasificado por la Forbes Magazine en 2009 como la segunda instalación federal “más cómoda” de la nación, en julio de 2018 y enviado a un centro de rehabilitación administrado por BOP en un lugar no revelado en Texas.

Según el ex fiscal de distrito René Guerra, un amigo cercano y ex colega, el ex alguacil  deshonrado pasó las últimas semanas en un internamiento domiciliario en el Valle del Río Grande.

La orden de la comisión de ética del 2 de febrero de 2018 es el resultado de una queja de enero de 2014 que Robert Caples presentó unos meses antes de que Treviño renunciara a la oficina del alguacil y posteriormente se declaró culpable del cargo federal. Caples solicitó a la comisión que investigue si Treviño aceptó indebidamente las donaciones de efectivo de la campaña del narcotraficante Tomás “El Gallo” González.

Caples, ex sargento de la oficina del alguacil y ahora comandante de la Unidad de Delitos Especiales del Condado de Starr, se presentó sin éxito contra Treviño en 2012. No pudo ser contactado para hacer comentarios el martes.

Cuatro años después de su presentación, la comisión se reunió para “reconsiderar” la queja y emitió una orden declarando que Treviño violó el Código Electoral de Texas al aceptar “una contribución política en efectivo que excedió de $ 100 en un período de informe de un solo contribuyente”. Ian Steusloff, consejero general de la Comisión de Ética de Texas, no pudo comentar por qué la comisión tardó cuatro años en tomar medidas sobre la queja de Caples.

La contribución de la campaña de $ 5,000 se reveló en un informe financiero de la campaña de julio de 2012, de acuerdo con la orden, que el sheriff depositó en la cuenta bancaria de su campaña. El 18 de agosto de 2012, Treviño emitió un cheque reembolsando el monto a González, que el narcotraficante nunca cobró.

“Aunque el encuestado (Treviño) juró que nunca tuvo la intención de aceptar la contribución en efectivo de $ 5,000, el hecho de que depositó el dinero en su cuenta de campaña y lo reportó en su informe de financiamiento de la campaña es evidencia de aceptación”, se lee en la orden, señalando Treviño no cumplió con el plazo legal para reembolsar la donación no deseada en tres días.

La orden no abordó una segunda contribución de $ 5,000 de julio de 2011 contenida en la queja de Caples, también de González, que Treviño reembolsó mediante otro cheque que no se cobró.

La cantidad de dinero que Treviño recibió de González, quien cumple una sentencia de 10 años en una prisión federal de Mississippi por cargos de tráfico de drogas y lavado de dinero, sigue sin estar clara. La investigación de presencia, un documento que el tribunal no hizo público, estimó el monto en $ 20,000 a $ 25,000, según los archivos de Monitor. Sin embargo, los archivos también señalan que los fiscales estiman la cantidad de $ 70,000 a $ 120,000 durante su declaración de culpabilidad.

Si Treviño no realiza los pagos a la comisión de ética, podría remitir la orden a la Oficina del Fiscal General para su cobro, dijo Steusloff. Si eso llegara a suceder, dependería de la oficina de la AG determinar cómo quieren hacer cumplir la recaudación.