CIUDAD DE MÉXICO.-El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los integrantes de la CNTE en Michoacán que mantienen tomadas las vías férreas, conciencia sobre las afectaciones económicas que provocan. Les dijo que ya fue atendida su demanda de recursos, y de persistir el bloqueo sería una actitud de “capricho”.

El presiente dijo que su gobierno ya transfirió 1,000 millones de pesos para atender las demandas de la CNTE en Michoacán, y si no levantan el plantón, se observarán mal ante la sociedad, y su movimiento comenzará a debilitarse. Aseveró que, no obstante, su gobierno nunca optaría por el uso de la fuerza para retirar el plantón.

“Yo espero que tengan ellos conciencia de que ya se les atendió, tomen la decisión de liberar las vías. Eso es lo que yo espero. No lo descarto (que no quieran liberar las vías del tren), porque ya no habría motivo, ya sería un capricho y entonces no quedarían bien, serían mal vistos.

“No voy a dar la orden de reprimir al pueblo. No es debilidad, es que me voy a apoyar en la fuerza de la opinión pública. Quienes sin razón actúen de esa forma, se van a debilitar mucho como organización. Yo conozco de esto.  Las intransigencias no son opción, no son alternativa, no tiene nada que ver con la izquierda”, dijo el mandatario.

En conferencia de prensa esta mañana en Palacio Nacional, López Obrador aseveró que el viernes pasado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hizo una transferencia al gobierno de Michoacán por 200 millones de pesos para los maestros de Michoacán, y 800 millones de pesos se entregarán hoy para el mismo propósito; en total 1,000 millones de pesos.

Obrador afirmó que no ha podido conversar con el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, debido a que realiza un viaje por España. Indicó que el gobierno federal ya cumplió con los recursos solicitados por el gobierno del estado, y ahora corresponde a él dialogar acerca de las otras demandas que pide la CNTE.

“No es responsabilidad del gobierno federal, no podemos nosotros atender algo que corresponde al gobierno del estado. Estamos ayudando transfiriendo estos fondos al gobierno del estado.

“Yo espero que se resuelvan las cosas, pero no voy a caer en ninguna provocación. Que lo otro es, a ver, mandamos a la Gendarmería a desalojarlos… ¡No, no, no! Por principios no lo hacemos, nosotros vamos en contra de la represión”, mencionó el presidente.

López Obrador dijo que no descarta que detrás de las manifestaciones de integrantes de la CNTE, pueda haber intereses políticos.

“No lo puedo asegurar, pero ellos tienen que entender que son otros tiempos.  Nosotros no estamos en contra del pueblo ni somos represores. Al mismo tiempo, tenemos autoridad moral suficiente, no tenemos problema de conciencia como para no dejarnos chantajear por nadie, sea quien sea.

El gobierno representa al pueblo, el presupuesto es dinero del pueblo. Si no hay razón, no vamos a ceder. Es Juárez gobernando, el ejemplo de Juárez: ‘Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, dijo Obrador.

Cabe destacar que el gobierno de Michoacán se declaró imposibilitado para pagar la nómina magisterial del estado debido a la carencia de fondos federales. Por tal motivo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) adelantó 1,000 millones de participaciones a Michoacán para este año, a efecto de que la entidad pueda cumplir con sus obligaciones ante la CNTE. Esto, incluso, fue aceptado por el gobernador Silvano Aureoles, quien realiza desde la semana pasada una gira de trabajo por España.