Agencia Reforma

TAPACHULA, Chiapas.- Empresarios de la frontera sur reportaron una caída en sus ventas hasta de 30 por ciento por la presencia de la nueva oleada migratoria que llegó a la entidad a mediados de este mes.

Elmer Aquiahuatl Herrera, presidente de la Asociación de Comerciantes Establecidos y Propietarios de Inmuebles en Tapachula, explicó que los centroamericanos han ocupado espacios públicos de la Ciudad, como el parque central, lo que ahuyenta a los compradores.

“Las ventas han disminuido sobre todo porque la gente no quiere venir cuando vienen las caravanas por los tumultos y es incómodo los espacios donde se hacinan y realizan sus necesidades a la intemperie, y es incómodo por los malos olores y la inseguridad que generan”, dijo.

Algunos comerciantes cierran sus cortinas a temprana hora o en el día laboran a medias ante la incertidumbre.

“Desde la presencia de las caravanas ha disminuido (las ventas) el 30 por ciento y en algunos momentos hasta 50 por ciento, y sí es preocupante porque es una situación que se ha dado continuamente”, reiteró.

Incluso, sostuvo, han registrado casos de robos en negocios por parte de migrantes que deambulan en la localidad.

El líder urgió a las autoridades a llevar a los centroamericanos a albergues donde tengan condiciones de estancia.

Recriminó que la nueva política del Gobierno federal parece dar preferencia a los extranjeros que atender los problemas de la población local.

Dijo que los empresarios no están acostumbrados a pedir apoyos o indemnizaciones, pero sí a que se generen las condiciones necesarias para hacer crecer sus negocios de los que dependen empleos formales y la economía local.