PARÍS.- Un manifestante que participaba en la protesta de los ‘chalecos amarillos’ en París, perdió este sábado una mano durante los enfrentamientos con las fuerzas del orden, cuando un grupo trataba de forzar las verjas de seguridad de la Asamblea Nacional.

Según fuentes policiales citadas por la cadena BFM TV, el hombre cogió una granada lacrimógena lanzada por los antidisturbios con la intención de reenviarla contra los agentes, pero el artefacto le estalló en la mano y se la arrancó.

Los enfrentamientos tuvieron lugar en la puerta de la Asamblea Nacional, sede del Parlamento francés, durante el décimotercer sábado de protestas del movimiento de los ‘chalecos amarillos’.

Los bomberos evacuaron al herido, que según los testigos no vestía chaleco amarillo, la prenda identificativa de los que se adhieren a este movimiento que se manifiesta en Francia contra el Gobierno de Emmanuel Macron desde el pasado mes de noviembre.

La prefectura de la Policía de París confirmó pasado el mediodía que no había detenidos hasta el momento.

Fuente: Excelsior