MISSION, Texas.- Alrededor de 40 personas se reunieron aquí la madrugada del lunes para protestar por la llegada de materiales de construcción, como maquinaria pesada, para construir cercas en los muros fronterizos de la zona.

Oponentes de la construcción de muros se reunieron cerca del río bravo y se dirigieron aproximadamente 3 millas hacia el Centro Nacional de Mariposas para marchar en protesta.

El equipo llegó la tarde del domingo, solo unos días después de que los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos anunciaran que las excavadoras y otros equipos pesados llegarían el lunes, lo que marcó el inicio oficial de los esfuerzos del gobierno por construir barreras físicas a lo largo de los diques en la Misión.

El financiamiento para las 25 millas del muro de diques en el Condado de Hidalgo se aprobó en marzo pasado como parte de un proyecto de ley de $ 1.3 billones en ómnibus, que incluye aproximadamente 8 millas en el Condado de Starr.

La demostración de protesta del lunes es la última que comenzó en el verano de 2017, cuando se descubrieron contratistas federales en las tierras del centro Butterfly. Esta fue la primera indicación de que el área estaba programada para la construcción.

La directora ejecutiva del centro, Mariana Treviño-Wright, quien descubrió a los contratistas en julio de 2017, asistió a la protesta y dijo que se les había informado sobre el equipo pesado que llegó el domingo.

Ella dijo que el equipo se instaló y se colocó en un terreno al noroeste de la propiedad del centro, luego de haber sido entregado inicialmente a Bentsen-Rio Grande Valley State Park, pero el personal le negó la entrada.

Con información de: The Monitor