Real Sociedad ganó el derbi vasco ante el Athletic por 2-1, gracias a dos goles de Mikel Oyarzabal y Willian José que noquearon a los rojiblancos en el primer tiempo. Héctor Moreno empezó el encuentro en el banco de suplentes e ingresó de cambio al minuto 88 para reforzar la zona defensiva en los instantes finales del juego.

El partido tuvo todas las características de los derbis, mucha intensidad en el campo entre jugadores que se conocen bien y también en una grada que tuvo un aire británico en su animación y que empezó a enfervorizarse ya con la versión remozada del himno de la Real antes del inicio.

Imanol Alguacil introdujo en el once titular a David Zurutuza y el mediocampista pelirrojo protagonizó, con un pase de gran calidad, la primera ocasión de Willian José, que quedó solo ante Herrerín pero el fuera de juego invalidó de forma muy ajustada su opción de ataque.

El fruto del dominio de la Real Sociedad llegó en el minuto 16 cuando Willian José dirigió desde su área una patada a seguir que casi llegó a la parcela rival, Dani García se confió y Oyarzabal entró como un cohete para hacerse con el balón y superar la salida Herrerín.

Oyarzabal hizo así su tercer gol esta temporada a los rojiblancos -los otros dos los marcó en San Mamés- y relanzó en su ánimo al graderío de Anoeta y el Athletic quedó tocado.

Los instantes finales fueron emocionantes, pero no dio el Athletic sensación de poder al menos empatar el encuentro y eso que hizo subir a Herrerín a rematar la última jugada, por lo que Anoeta vivió su triunfo más dulce desde su remodelación.

Con información de: Televisa Deportes