En la presente estrategia contra el robo de combustible, 588 personas han sido detenidas en flagrancia, aseguró el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, al comparecer ante legisladores de la Comisión Permanente.  

Explicó que se han congelado las cuentas a 33 sujetos de manera directa y, a 188, de manera indirecta  pues se investiga su participación en el robo de combustible.

Los montos de los depósitos en cuentas bancarias ascienden a más cinco mil millones de pesos y los retiros de este mismas cuentas a más de mil 633 millones, indicó el funcionario.

Estos recursos, dijo, son superiores al financiamiento público que recibieron todos los partidos políticos con motivo de las elecciones federales y locales de 2018.