Agencias

La administración Trump emitió  este jueves (31) un nuevo conjunto de exenciones para aproximadamente entre 60 y 80 millas de barreras a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en el Valle del Río Grande.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, emitió las dispensas que entrarán en vigencia para las barreras que se extiende desde el Condado de Starr hasta el Condado de Cameron.

“… El Secretario interino de Seguridad Nacional ha determinado, de conformidad con la ley, que es necesario renunciar a ciertas leyes, reglamentos y otros requisitos legales para garantizar la construcción expedita de barreras y carreteras en las proximidades de la frontera en el Condado de Cameron, Texas, el Condado de Starr, Texas, y el Condado de Hidalgo, Texas ”, describe un documento.

Las exenciones se producen cuando las fases iniciales de la construcción del muro y otros pasos preliminares continúan en todo el Valle, con el reciente despeje de carreteras cerca de Donna, donde los equipos de construcción están limpiando terrenos para patrullar las carreteras.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU., Los contratos para esta construcción se adjudicaron a fines de septiembre y la construcción comenzará para estas exenciones “a principios de 2020, a la espera de la disponibilidad de bienes inmuebles”.

Los funcionarios de CBP señalaron que la construcción evitaría áreas ambientalmente sensibles en el RGV.

“La construcción del muro fronterizo no se llevará a cabo dentro del Refugio Nacional de Vida Silvestre de Santa Ana, el Parque Histórico La Lomita, el Parque Estatal Bentsen-Rio Grande Valley, dentro o al este del tramo Vista del Mar Ranch del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Valle del Bajo Río Grande, o el Centro Nacional de Mariposas “, según el sitio web de la agencia.