Benito López/Agencia Reforma

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- El Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, al rendir su Tercer Informe y al referirse al caso de Nuevo Laredo, que ha puesto en crisis su gestión, advirtió que su Administración no será condescendiente con la delincuencia.

García Cabeza de Vaca hizo un paréntesis en su discurso en el Congreso del Estado con motivo de su rendición de cuentas, para hablar de los hechos del pasado 5 de septiembre en Nuevo Laredo, donde murieron ocho personas presuntamente en un montaje en el que participaron elementos de un grupo especial de policías estatales.

“Abro aquí un paréntesis para referirme a la situación ocurrida en Nuevo Laredo: les informo que hemos atendido la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Procuraduría General de Justicia del Estado ha creado una Fiscalía Especial para el caso”, indicó.

“En este gobierno jamás seremos condescendientes con quienes incurren en actos fuera de la ley, por lo que deberán asumir plenamente su responsabilidad quienes los cometan”, agregó.

El panista aseveró que su Gobierno actuará apegado a la legalidad y con respeto a los derechos humanos.

“Y no bajará la guardia ante los violentos que insisten en querer que Tamaulipas retroceda al pasado, donde ellos imponían sus condiciones. Desde aquí, desde aquí les decimos: en nosotros no encontrarán un gobierno omiso, procederemos con toda la fuerza del Estado en cada caso que así lo amerite” señaló.

También anunció que reforzará al Grupo Estatal de Fuerzas Especiales que se creó para enfrentar a los delincuentes.

“Lo vamos a fortalecer con mayor número de elementos y más equipo y capacitación. Este cuerpo policial contará próximamente con tres nuevos helicópteros para cubrir la vigilancia en las tres zonas del estado: norte, centro y sur. Por cierto, estos equipos serán adquiridos con recursos del Gobierno estatal”, expresó.

Dijo que no dejará solos a los policías del estado y anunció que otorgará becas para que sus hijos estudien el nivel profesional.

Puntualizó que los policías de Tamaulipas son los segundos mejor pagados a nivel nacional, después de los de Nuevo León.

“Hoy Tamaulipas ha dejado de estar entre los estados más violentos del país. Nos encontramos debajo de la media nacional en los indicadores de los delitos de alto impacto”, subrayó.

“Hoy nos encontramos en el lugar número 20, con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública”.

En materia de seguridad, agradeció al Presidente Andrés Manuel López Obrador por haber reconocido avances de Tamaulipas en materia de seguridad durante su última visita a la entidad.

“Asimismo, el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, reconoció de igual manera los avances que tiene Tamaulipas en seguridad”, mencionó.

En representación de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, acudió al informe la Subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la dependencia, Diana Álvarez Maury.

Estuvieron los Gobernadores asistentes estuvieron Martín Orozco, de Aguascalientes; Carlos Mendoza, de Baja California Sur; José Rosas Aispuro, de Durango; Mauricio Vila Dosal, de Yucatán; y Francisco Domínguez Servién, de Querétaro.

Al evento no asistió el Mandatario de Nuevo León, Jaime Rodríguez, quien sí había estado en los dos primeros Informes.