Agencia Reforma

La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) lanzó una alerta a 14 entidades del país debido al robo de un tractocamión que transporta 35 mil 720 litros de ácido fosfórico, un químico altamente tóxico y corrosivo.

El robo del vehículo se registró alrededor de las 23:00 horas del lunes en las inmediaciones de la caseta de San Martín Texmelucan, Puebla, cuando se dirigía hacia su destino, ubicado en Tlalnepantla, Estado de México.

La alerta fue enviada a las unidades de Protección Civil de la Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Guerrero, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz.

El vehículo robado, detalló la CNPC, es un carro tanque de la marca Retesa, de 3 ejes, modelo 2010, placa 720UM2, de acero inoxidable que almacena 35 mil 720 litros de ácido fosfórico en forma líquida; junto con un tracto camión de la marca Kenworth, modelo T800, año 2012, placas 116EU9 y número económico T158.

El tractocamión, de color blanco, tiene franjas en color rojo, azul y gris, y tiene rotulada la leyenda “Autoquímicos”.

La CNPC informó que la Policía Federal inició un operativo de búsqueda en las distintas rutas que pudieron seguir los delincuentes y también en los sitios en los que podría comercializarse.

El ácido fosfórico, informó la CNPC, se encuentra en estado líquido, puede ser incoloro, café o verde y la exposición al producto provoca daño a los tejidos orgánicos, destruyen las mucosas del sistema respiratorio superior; puede llegar a ser fatal si hay espasmos de la laringe y los bronquios; además de que puede producir neumonitis química y edema pulmonar.

La recomendación para las personas que vean el carro tanque es que no lo manipulen, se alejen de inmediato del mismo y den aviso a las autoridades.