Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La oposición del PAN y PRI en el Senado forzó la postergación de la dictaminación del T-MEC hasta el viernes en las cuatro comisiones tras la comparecencia del Canciller Marcelo Ebrard.

Los ocho grupos parlamentarios dejaron de manifiesto su voluntad de aprobar la ratificación del instrumento comercial.

Los panistas alegaron que no podía separarse la crisis derivada del amago del Presidente Donald Trump de la aprobación del T-MEC.

El senador Damián Zepeda advirtió que el Gobierno podía incurrir en un delito por “ocultar información” derivada del acuerdo migratorio que el Canciller alcanzó la semana pasada en Washington con la delegación norteamericana.

El morenista Cristóbal Arias modificó las cosas cuando intervino para hacer notar que la crisis arancelaria había “enrarecido el ambiente político” y se hizo eco de la propuesta de los panistas.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el también morenista Eduardo Ramírez, había sugerido abrir la votación para que se ratificara o no el instrumento comercial.

Su correligionario José Narro estimó que era necesario enviar señales positivas a los mercados con la aprobación.

En tanto, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Héctor Vasconcelos, propuso un receso y, en una improvisada negociación, se convino aplazar la aprobación, pero dejando por sentado que todos los grupos la respaldarán.