Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido a que el Gobierno federal no restituyó 619 millones de pesos al Instituto Nacional Electoral (INE), el organismo advirtió que recortará más programas en el segundo semestre del año.

Los proyectos afectados serían el de voto de los mexicanos en el extranjero, operación de órganos de vigilancia del padrón electoral, la actualización del padrón electoral y credencialización y la implementación de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica.

Así como el Sistema de Gestión Documental Institucional y el Modelo de riesgos de la Unidad Técnica de Fiscalización.

Ante el plan de austeridad del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la Cámara de Diputados recortó 950 millones de pesos al INE, por lo que éste disminuyó recursos a programas por 330.8 millones de pesos y pidió una ampliación a la Secretaría de Hacienda, sin recibir respuesta.

“El Instituto Nacional Electoral inició su ejercicio presupuestal de 2019 con un déficit de 950 millones de pesos por el recorte aprobado por la Cámara de Diputados. En enero de este año, el INE informó que recortaría programas para absorber 330.8 mdp, por lo que el déficit se redujo a 619.2 mdp”, indicó.

Así, el primer semestre del año suspendió contrataciones de más de 600 plazas vacantes por el programa de retiro voluntario y la rotación natural de personal.

“Esto generó economías por 170.8 millones de pesos. Sin embargo, la sobrecarga laboral generada por esta medida no es sostenible a largo plazo, además de que la ley ordena cubrir la mayoría de estas plazas mediante concurso”, indicó el Instituto.

Asimismo, reportó una reorientación de ahorros obtenidos en las licitaciones públicas, donde destacan 90 millones de pesos en la contratación de vehículos arrendados.

Además de que ahorraron otros 76 millones de pesos de intereses generados en cuentas productivas, desincorporación de bienes inútiles, sanciones a proveedores y recuperaciones de seguros.

Sin embargo, el INE advirtió que aún enfrenta un déficit por 282.4 millones de pesos para la segunda mitad del año, por lo que tendrá que aplicar otros recortes.

Informó que para el presupuesto del 2020 pedirá recursos suficientes para revertir el daño a programas, así como para realizar la elección en Coahuila e Hidalgo.

Recordó que el próximo año arrancará el proceso electoral federal intermedio del 2021.