[cm_ad_changer campaign_id="1"]

Por: Eliseo Flores

De acuerdo con Tomás Reyes Silva, Jefe de la Oficina Fiscal en Matamoros, de las más de 1800 licencias de alcoholes que se habían entregado el año pasado, ahora sólo quedan menos de 900 permisos, esto debido a diversos factores.

Uno de ellos el aumento del costo de las licencias, así como  las cerveceras, que antes solían pagar las licencias, y al dejar de cubrir ese gasto, muchos negocios han optado por dejar de vender, mientras que otros como los bares o cantinas han decidido cerrar.

Dependiendo del giro, las licencias pueden llegar a costar desde 30 mil pesos para un minisuper hasta los 150 mil pesos para un centro nocturno.

“Nosotros éste año vamos a entregar 900 permisos, en el gobierno pasado  en el 2017 se habían entregado 1800 licencias, en lo que va de este gobierno ha caído prácticamente la mitad, una de las cosas es que las autoridades están más al pendiente”.

Reyes Silva, también señaló que otro de los factores que han influido en la baja de solicitud de licencias es la competencia de las grandes cadenas de tiendas de conveniencia que han acaparado la venta de cerveza, por lo que ahora resulta más difícil mantener las llamadas tiendas de barrio vendiendo este tipo de bebidas.       

Comentarios

[cm_ad_changer campaign_id="1"]