Ana Victoria Félix Llanas/Agencia Reforma

NUEVO LAREDO, México.- Un mando y un policía de un total de siete efectivos estatales acusados de la ejecución extrajudicial de 8 presuntos miembros del crimen organizado en Nuevo Laredo, el pasado 5 de septiembre, fueron capturados por agentes de la Policía Investigadora de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJE).

Por medio de un comunicado la dependencia informó que los detenidos son José Rafael “N” y Ricardo Guadalupe “N”, imputados por los delitos de homicidio calificado, abuso de autoridad, falsedad en informes dados a la autoridad y allanamiento de morada.

Agentes de la Policía Investigadora lograron ubicar a los imputados contra quienes se giraron órdenes de aprehensión y realizar la detención la noche de este jueves en el municipio fronterizo.

José Rafael “N” y Ricardo Guadalupe “N”, indicó la PGJE, quedaron a disposición de la autoridad judicial por lo que un Juez de Control declaró legal su detención.

“La defensa solicitó la duplicidad del término judicial, por lo que será hasta el próximo miércoles 20 de noviembre que se defina su situación jurídica, mientras tanto se impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa por el tiempo que dure el proceso”, señaló la Procuraduría.

Tras los arrestos, quedan pendientes de cumplimentar las órdenes de aprehensión en contra de Juan “N”, Edith “N”, Concepción “N”, Francisco “N” y Urbina “N”.

Las órdenes de aprehensión contra los siete imputados de la ejecución extrajudicial y montaje de las siete personas, se giraron el pasado 23 de septiembre.

Asimismo, el 13 de septiembre la PGJE anunció que los acusados habían sido suspendidos de sus funciones, para ser investigados por el supuesto montaje.

También el pasado 18 de septiembre se nombró a Adelfo Gabriel González Pérez, Fiscal Especial, para la investigación respectiva de los homicidios.