Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó este viernes que enviará una terna femenina al Senado para la elección de una nueva Ministra de la Suprema Corte de Justicia.

“Los senadores van a poder elegir en libertad. Uno de los cambios es que no hay injerencia del Ejecutivo en el Legislativo, para decirlo coloquialmente, no hay línea o la línea es que no hay línea, no es mandar una terna y que tengamos preferencia por alguna de las abogadas”, afirmó en conferencia mañanera.

“Van a ser los senadores, se les entrevista, se ven sus trayectorias y los senadores deciden”.

La terna está integrada por Margarita Ríos Farjat, actual directora del Sistema de Administración Tributaria (SAT), quien laboró en el Poder Judicial entre 1996 y 1999, trabajó en el sector privado y cuenta con un doctorado en el Tec de Monterrey.

La otra candidata es Ana Laura Magaloni Kerpel, quien fue directora de la División de Estudios Jurídicos del CIDE. Cuenta con un doctorado por la Universidad Autónoma de Madrid y es precursora de los estudios empíricos sobre el sistema judicial.

La terna también incluye a Diana Álvarez Maury, actual subsecretaria de Gobernación, abogada por el ITAM, con maestría en la UDLA y quien fuera asesora jurídica del Consejo General del INE de 1998 a 2005.

La propuesta del Mandatario busca cubrir la vacante que dejó el ex Ministro Eduardo Medina Mora, quien renunció desde el pasado 3 de octubre, en medio de investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y de la Fiscalía General de la República (FGR).

Esta será la tercera posición propuesta por López Obrador para integrar el pleno de la Corte, luego de los nombramientos de Juan Luis González Alcántara Carrancá y Yasmín Esquivel Mossa, considerados como cercanos al Mandatario.

Actualmente, de los 10 ministros en funciones, sólo dos son mujeres: Esquivel Mossa y Norma Lucía Piña Hernández.

Apenas el miércoles, el Senado aprobó el nombramiento de Loretta Ortiz y Verónica De Gyves como nuevas integrantes del Consejo de la Judicatura. Ambas también son consideradas como cercanas a López Obrador.

El Consejo aún tiene pendiente una vacante, que podrá definir de manera directa el Presidente.