Una denuncia ciudadana al 911 movilizó a las fuerzas de seguridad, luego de darse a conocer que en la margen del río Bravo en el bulevar Colosio en Nuevo Laredo en el que personas bajaban de un vehículo bultos sospechosos.

En este contexto la Policía Estatal en conjunto con elementos de la Sedena arribaron al lugar, asegurando 250 kilogramos de hierba verde y seca con las características de la mariguana. 

Los hechos se registraron aproximadamente a las 15:30 horas, encontraron 22 paquetes de diferentes tamaños confeccionados con cinta gris, que en su interior contenía la hierba.

Tras asegurar el perímetro, no se logró encontrar persona alguna relacionada con los hechos, por lo que el presunto enervante fue puesto a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).