Defraudan a 100 mexicanos con seudovisas canadienses

125
Jornaleros se congregaron ayer en la comunidad Tayoltita, en el municipio de Elota, Sinaloa, para recibir los permisos de trabajo en los campos agrícolas de Canadá, por parte de la Sedeco estatal
[cm_ad_changer campaign_id="1"]

 

Alrededor de 100 personas de diferentes estados del país llegaron a la mañana de ayer a la embajada de Canadá en México para recoger una visa de trabajo que tramitaron por medio de una página de Internet y por la que pagaron entre mil y 5 mil pesos. Se suponía que viajarían a aquel país la próxima semana, pero se quedaron sin nada. La persona que haría la gestión y quien pidió el pago a cada uno no apareció.

Varios afectados comentaron que por medio de llamadas telefónicas y correos electrónicos, un individuo al que conocían con el nombre de Jesús Molina, a quien no vieron en ningún momento, les ofreció la posibilidad de trabajar en Canadá, por lo que debieron llenar un formulario por Internet y elegir la actividad que quisieran desempeñar en agricultura, jardinería u hotelería, entre otras. También contestaron preguntas sobre su nivel de estudios y condiciones de salud.

El pasado jueves, el presunto asesor les informó que el último paso era pagar mediante depósitos bancarios o en tiendas Oxxo, lo cual hicieron. En el primer caso fue a la cuenta 1500883916 de BBVA Bancomer, a nombre de Elvia Araceli López Hernández.

Quienes optaron por pagar en alguna de las tiendas se les indicó como referencia el número de tarjeta 4152 3134 3499 2637, cuyo beneficiario es Inmigra Canadá SA de CV. Una vez hecho el pago enviaron copia del comprobante vía correo electrónico para que pudieran acudir a la sede diplomática donde supuestamente recibirían sus visas.

Ayer por la mañana trabajadores procedentes de Guerrero, Michoacán, Veracruz, Sinaloa, Baja California, Chiapas y Tabasco arribaron a la sede diplomática. Todos cumplieron con los requisitos que el sujeto les pidió, incluso la obtención del pasaporte y otros documentos que también enviaron por correo electrónico.

Todo parecía normal, comentó uno de los afectados, a quien un conocido le recomendó esta alternativa para obtener trabajo. Le generó confianza porque incluso dos familiares de su amigo también le entraron y ayer estaban en la embajada canadiense.

Después de dos horas de infructuosa espera y de múltiples llamadas telefónicas y mensajes por Whats App al gestor, nunca hubo respuesta, por lo que se retiraron de la sede diplomática, donde les informaron que no se tramitan ni entregan visas de esa forma. Además, ayer la sede estuvo cerrada por haber sido feriado en Canadá.

Con información de: La Jornada

Comentarios

[cm_ad_changer campaign_id="1"]