Agencia Reforma

El Presidente Andrés Manuel López Obrador elevó la expectativa de producción de crudo de Pemex hacia el final de su Administración.

El Mandatario confió en que, a raíz de su estrategia de exploración y explotación de pozos terrestres y aguas someras, la petrolera logrará recuperar una producción de 2.7 millones de barriles diarios.

En Tierra Blanca, Veracruz, López Obrador detalló que su estimación original era alcanzar una producción de 2.2 millones de barriles en 2024.

“Originalmente yo le planteé a Octavio (Romero, director de Pemex) que la meta era dejar en el 2024 una producción de 2 millones 200 mil barriles, pensando en tener crudo suficiente para nuestras refinerías, para las seis refinerías y para la nueva, y tener un poco de crudo para la exportación”, detalló.

“Ser autosuficientes en gasolinas, en diesel, y una reserva, un excedente para vender petróleo crudo. Nos está yendo bien y ahora podemos producir más de los 2 millones 200 mil barriles”.

El Presidente elevó la previsión de producción petrolera a partir de un informe presentado previamente por el director de Pemex, Octavio Romero.

El funcionario destacó la capacidad del campo Ixachi, ubicado en este municipio veracruzano, que, en solitario, podría producir, en 2022, 80 mil barriles diarios de crudo y 600 millones de metros cúbicos de gas.

Además, Romero informó que este año se perforarán 50 pozos, de los cuales 20 ya están activos.