CIUDAD DE MÉXICO.- Hugo Eric Flores Cervantes, dirigente nacional del extinto Partido Encuentro Social (PES), engañó al gobierno federal al simular su renuncia al liderazgo partidista para asumir el cargo de delegado de Programas Integrales de Desarrollo del Gobierno Federal en el estado de Morelos, cargo mejor conocido como superdelegado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró ayer, durante la conferencia de prensa matutina en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, que el líder de Encuentro Social renunció a la dirigencia del partido del que también es fundador, desde agosto pasado.

Pero hasta el pasado 22 de marzo, cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dio a conocer el fallo sobre la extinción de ese partido a nivel nacional, Flores Cervantes se seguía ostentando como dirigente nacional de Encuentro Social.

“Se habló con Eric Flores. Él ya renunció a sus funciones en el Partido Encuentro Social, ya no tiene que ver nada, ya no es dirigente de ese partido y, por lo mismo, no existe —consideramos— conflicto de intereses, porque ya está dedicado nada más a su función como coordinador del gobierno federal en Morelos”, respondió el jefe del Ejecutivo a pregunta expresa.

Sin embargo, en un video publicado en la cuenta oficial de Twitter del Partido Encuentro Social, @PESoficialPPN, del pasado 22 de marzo, mediante el cual califica como “la peor injusticia al sistema partidista mexicano” el fallo del Tribunal Electoral para retirar el registro a ese instituto político, Hugo Eric Flores aparece con un cargo en el que se lee “presidente nacional del Partido Encuentro Social”.

Sin embargo, el Presidente dijo ayer que considera que no existe ningún conflicto de intereses, porque Flores Cervantes renunció como líder de ese partido político.

Entre las atribuciones de los delegados federales están ser enlace entre las secretarías de Estado y los gobiernos estatales, pues tiene a su cargo la coordinación y puesta en marcha de planes, programas y acciones para el desarrollo integral, así como funciones de atención ciudadana, la supervisión de los servicios y los programas a cargo de las secretarías, las dependencias y entidades.

Con información de: Excélsior