Staff/ Agencia Reforma

CALIFORNIA, EU.- Apple presentó nuevos dispositivos, incluido el iPhone 11, en momentos en que el gigante tecnológico llega a un punto de inflexión en el que se centra tanto en los servicios como en su hardware y software.

El iPhone11 tiene un sistema de doble cámara, pantalla de 6.1 pulgadas y llega en 6 colores distintos.

La empresa también anunció la séptima generación de su iPad, que tiene una pantalla de 10.2 pulgadas y promete ser dos veces más potente que una PC estándar, con un chip A10 Fusion que aumenta sustancialmente la velocidad.

La nueva tablet costará 329 dólares y ya está disponible en la tienda online de Apple. Reemplaza al modelo de 9.7 pulgadas, es compatible con la primera generación del Apple Pencil y llevará un año de suscripción gratuita a Apple TV incluido.

Apple está en un “compás de espera” hasta que despliegue teléfonos 5G el próximo año, con velocidades de datos móviles más rápidas, de acuerdo con analistas.

Por largo tiempo, Apple destacó su ventaja competitiva sobre rivales como Samsung, que fabrica teléfonos, o Google, de Alphabet, que provee el sistema operativo Android para la mayoría de los teléfonos.

Apple promocionó controlar tanto el hardware como software, lo que resultó en productos con precios más altos en el segmento premium, que capturaron la mayor parte de las ganancias del negocio de teléfonos inteligentes.

Su nueva estrategia llega en momentos en que las ventas del iPhone han caído en la medición interanual en los dos últimos trimestres fiscales y los inversionistas se centran en el crecimiento potencial de los servicios.

Las entregas de iPhone han caído 25 por ciento en lo que va del año, de acuerdo con la firma de investigaciones IDC, lo que genera una presión mayor sobre Apple para generar ingresos de servicios tales como streaming musical, reparaciones, aplicaciones y comisiones por publicidad por hacer de Google su motor de búsqueda por default.

Los ingresos por servicios aumentaron 14 por ciento, a casi 23 mil millones de dólares en el primer semestre.

Este martes, la compañía anunció alianzas con los desarrolladores de videojuegos Konami, Capcom y Annapurna Interactive para ofrecer títulos exclusivos en Apple Arcade, donde también estará la oferta de Ubisoft, Gameloft, Square Enix y más.

Apple Arcade, el “Netflix de los videojuegos” desarrollado por Apple para iPhones, iPads, Macs y Apple TV, costará 4.99 dólares por mes para suscribirse a un paquete de juegos sin publicidad y llegará al mercado el próximo 19 de septiembre. Tendrá una prueba gratuita de un mes.

El servicio de televisión por suscripción de Apple, por su parte, estará disponible desde el 1 de noviembre, también costará 4.99 dólares al mes y cuando se compre un iPhone, Mac o iPad a partir de hoy mismo se tendrá un año de suscripción gratuito.

Apple TV+, anunciado en marzo y con el que se venía especulando en la industria desde hace años, es un servicio de contenidos originales de televisión en “streaming” pensado para competir de tú a tú con compañías como Netflix, Hulu o Amazon.

Además de adentrarse en el mundo de los contenidos propios, una de las novedades significativas de Apple TV+ es que estará disponible en televisores y aparatos de la competencia como Samsung, LG, Sony, Vizio y Roku, lo que pone de relieve la voluntad de la empresa de construir una plataforma transversal más allá de su propio hardware.