Agencias

65 autobuses y conductores han sido liberados este miércoles, tras seis días de haber sido retenidos por jóvenes de la escuela Normal de Tenería, de acuerdo con autoridades del Estado de México.

En el último informe reportado por las autoridades estatales a la Secretaría de Gobernación, “al momento son 65 autobuses liberados, con números económicos: 805, 850, 847, 837, 849, 240, 375, 486, 452, 820, 853, 585, 817, 376, 589, 637, 806, 809, 819, 848, 816, 087, 586, 042, 157, 557, 708, 34046, 034, 711, 381, 823, 582, 573, 577, 593 , 588, 571, 581, 579, 576, 578, 720, 853, 709, 818, 817, 906, 825, 735, 34043, 010, 454, 451, 460, 283, 543, 330, 126, 224, 086, 107, 837, 182 y 826 “.

Según autoridades, cada autobús viene conducido por uno de los choferes y en algunos casos vienen dos, por lo que el número de operadores podría ser superior.

La liberación de los conductores y sus unidades inició alrededor del mediodía.

Más temprano, Odilón López Nava, delegado en el Estado de México de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT), confirmó la liberación de uno de los conductores: Víctor Manuel Pinedo Lujan.

El chofer del autobús Excelencia Plus presentó afectaciones en un ojo luego de que, al momento del secuestro de las unidades (el pasado 3 de octubre), le estallara un vidrio en la cara. Además, presenta problemas renales, indicó el delegado en entrevista con Grupo Fórmula.

En tanto, el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta afirmó que se privilegia el diálogo con los normalistas de Tenería, y confió en que en las próximas horas se libere a los conductores retenidos y sus unidades, como se acordó el martes con los jóvenes en la Secretaría de Gobernación (Segob).

“No queremos repetir un Ayotzinapa, o un 68, tenemos que reescribir la historia de este país a través del diálogo”, dijo en diversas entrevistas con medios electrónicos, debido a que aún no han sido liberados todos los conductores, pese al acuerdo.

Peralta Saucedo aseveró que “en este país no hay represión, no se usará la fuerza pública para reprimir”, y añadió que el Gobierno del Estado de México es quien verificará y certificará el cumplimiento de los acuerdos.

El subsecretario explicó que la participación de la Segob en este caso fue a petición del Gobierno mexiquense.

“Tenemos que cumplir con nuestra obligación de priorizar la política y el diálogo con todos los sectores y con todo tipo de manifestaciones en el país y, por supuesto, ante los ojos de algunos y ante el análisis de otros pareciera que nos tendríamos que acostumbrar al uso de antimotines, de garrotes, de gases lacrimógenos y no, ahora tenemos que acostumbrarnos a hacer acuerdos y que estos se cumplan”, apuntó.

Con información de: El Financiero.