Miguel Domínguez /Agencia Reforma

REYNOSA, Tamaulipas.- Los puentes internacionales Reynosa-Hidalgo y Reynosa-Mission amanecieron saturados de vehículos de vacacionistas que buscan cruzar a Texas, mientras que en el puente Reynosa-Pharr Caminos y Puentes Federales cerró el paso a vehículos ligeros por segundo día.

Por acuerdo de autoridades y usuarios del tráfico comercial, la decisión de cerrar el tráfico a vehículos particulares, de las 06:00 a las 16:00 horas, busca dar salida al tráfico comercial, que hasta anoche estaba rezagado.

Los conductores que acostumbran usar el Puente-Pharr ahora tuvieron que cruzar por los otros puentes de Reynosa, que aunado al paso de muchos vacacionistas, lucieron saturados.

Aunque solo abrieron un carril en la línea divisoria, los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza ahora abrieron cinco carriles al cruzar al lado americano.

En Reynosa-Hidalgo las filas llegaron hasta el frente de los patios del CIITEV, donde se sacan los permisos de internación de carros extranjeros.

De acuerdo con personal de las agencias aduanales, esta mañana las filas de tractocamiones se habían desfogado del lado mexicano, pero en la estructura elevada del puente seguían por la lenta operación de la Aduana Americana.