Agencia Reforma

Hirving Lozano puede estar tranquilo, por ahora.

Una resonancia magnética reveló que el futbolista mexicano no sufre una lesión de gravedad en el ligamento cruzado anterior, reveló el diario holandés De Telegraff.

Al futbolista se le atoró la pierna derecha luego de una imprudente entrada de Freek Heerkens, en el duelo en el que el PSV venció 3-0 al Willem II.

Aún se espera un diagnóstico definitivo después de los estudios adicionales, pero por ahora parece que el “Chuck” puede dormir tranquilo