AGENCIAS

INGLATERRA.- Los duques de Sussex mostraron este miércoles por primera vez en público a su primogénito, dos días después del nacimiento del bebé, de quien aún se desconoce el nombre.

La pareja declaró a la prensa que la experiencia viene siendo un “sueño” para ellos.

La familia posó ante los fotógrafos en el Castillo de Windsor, adonde acudieron para presentar el bebé a su bisabuela, la reina Isabel II.

“Tengo a los dos mejores hombres del mundo, así que estoy muy contenta”, afirmó Meghan Markle, de 37 años, que apareció con un vestido blanco.

El príncipe Enrique, de 34 años, afirmó no poder decir aún a quién se parece su hijo.

La popular pareja y su niño viven en Frogmore Cottage, su casa ubicada en los terrenos de Windsor (a las afueras de Londres), que en los últimos meses fue sometida a una extensa renovación.

El pequeño, el primer mestizo que nace en el seno de la familia real dado que la madre lo es, figura como séptimo en la línea sucesoria después de su padre, sus tres primos (Jorge, Carlota y Luis), su tío (Guillermo) y su abuelo (el príncipe Carlos).

Los nombres de Alejandro, Jaime y Arturo son los favoritos de las apuestas, pero también Spencer, Felipe, Carlos y Eduardo.

La llegada de otro bebé a la monarquía británica ha generado una gran atención mediática en el Reino Unido y en el mundo entero.

A diferencia de los duques de Cambridge, los de Sussex decidieron no comparecer ante los medios con el bebé en brazos el mismo día del nacimiento, una señal de que han optado por preservar la intimidad y evitar un gran despliegue de cámaras y fotógrafos.