Lorena Jiménez/Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Gerardo Ortiz no quiere problemas. Desea estar en buenos términos con las autoridades del Estado y poder ofrecer conciertos en la plaza.

Este miércoles, durante la ceremonia de una premiación nacional dedicada a reconocer a los artistas de banda, en la Ciudad de Médico, Ortiz se hizo presente, pues recibió un reconocimiento, y realizó las primeras declaraciones respecto a la cancelación de su próximo concierto en el Auditorio Telmex.

“He estado en llamadas con mis abogados, estamos apenas escuchando consejos para ver qué es lo que se puede hacer, no queremos problemas, más bien lo que quiero es estar en otros términos con el Estado de Jalisco y que me den la oportunidad de regresar. Yo soy cantante, hago música y quiero estar con mi público de allá”, mencionó a una televisora.

El grupero se dijo molesto y sorprendido por la decisión que tomaron las autoridades cinco días antes de que se llevara a cabo su show, este viernes 29 de noviembre.

Luego de que el Alcalde de Zapopan, Pablo Lemus, ordenara el lunes al recinto cancelar el evento, el cantautor de corridos como “Más Caro Que Ayer” se puso en manos de sus abogados para definir las acciones que emprenderán.

El espectáculo era organizado por un empresario, cuyo nombre no quiso proporcionar la dirección del Auditorio Telmex, a cargo de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Ortiz, quien desde 2016 no es una persona grata en Jalisco luego del revuelo que causó el videoclip del tema “Fuiste Mía”, el cual, grabó en Zapopan, en una finca donde antes hubo balaceras, y cuya letra de la canción es considerada promotora de violencia a la mujer, cobra alrededor de millón y medio de pesos por concierto.

Este miércoles durante la premiación de música grupera, el oriundo de Pasadena, California, recibió una presea como Artista Sin Fronteras, experiencia que compartió con sus fan en las redes: más de 4 millones en Instagram, 3 millones en Twitter y 10 millones en su fanpage.