Agencia Reforma

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco recibió en el Vaticano al ex Presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, quien salió de prisión hace unos meses y obtuvo permiso para salir del país, pues aún enfrenta procesos judiciales.

Silva publicó en su cuenta de Twitter dos fotografías con el Pontífice. En una de ellas se dan la mano y sonríen ante la cámara. En la otra, Francisco coloca su mano sobre la cabeza del brasileño.

“Reunión con el Papa Francisco para hablar sobre un mundo más justo y más fraterno”, escribió Lula junto a las fotos.

El pasado 31 de enero, Francisco recibió a Alberto Fernández, actual Presidente de Argentina.

Lula, quien pasó 580 días en prisión y está en libertad provisional, está condenado en dos procesos por corrupción y tiene al menos otras siete investigaciones abiertas en su contra.

El ex mandatario fue condenado en tercera instancia a 8 años y 10 meses por corrupción pasiva y blanqueo de capitales, tras haber sido hallado culpable de recibir un apartamento en el balneario paulista del Guarujá a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

El proceso todavía debe ser analizado por la máxima Corte del país, última instancia posible.

La otra pena que pesa sobre Lula es de 17 años y 1 mes de cárcel en un caso muy similar y ya confirmada en la segunda instancia.