AP

HOUSTON.- Funcionarios de Texas anunciaron que se ha otorgado una declaración federal de desastre para seis condados del sureste de Texas que sufrieron graves inundaciones causadas el mes pasado por los restos de la tormenta tropical Imelda.

El gobernador Greg Abbott dice que la declaración de desastre ayudará a proporcionar ayuda federal a los residentes de los condados de Chambers, Harris, Jefferson, Liberty, Montgomery y Orange.

La declaración significa que los residentes pueden solicitar asistencia individual de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

Los restos de Imelda arrojaron más de 40 pulgadas de lluvia en algunos lugares en los días posteriores a que la tormenta tocara tierra el 17 de septiembre. La inundación fue atribuida a al menos cinco muertes.

El juez del condado de Jefferson Jeff Branick le dice a Beaumont Enterprise que su condado tenía 6,000 casas inundadas.

En el condado de Harris, donde se encuentra Houston, se inundaron más de 2.500 hogares.