Por Arely López Galicia.

H. MATAMOROS, Tamaulipas.- Debido a la falta de agua en las presas, para este ciclo agrícola se redujo hasta un 40 por ciento las siembras de maíz amarillo, que este año apenas se sembraron 110 mil hectáreas en el distrito 026, sobre todo en Matamoros, ya que se tienen más problemas para regar de auxilio.

Leonel Soto Pérez, Secretario general de la Asociación Agrícola Local informó que lamentablemente cada año se ven mayores afectaciones de este tipo, siendo que es un cultivo que requiere de más agua que otros.

“El reporte que había en un inicio del volumen de agua en las presas no eran muy buenas, por ello se redujo la siembra de maíz amarillo, sobre todo en lo que corresponde a Matamoros porque en esta zona se batalla más para poder dar riego de auxilio”, afirmó.

Señaló que el cultivo del maíz requiere de agua, de riego y de asiento en caso de que no se tenga humedad suficiente, y además los riegos de auxilio, y para este año se tuvo que dar un riego de asiento ya que no había lluvias cuando se sembró.

Manifestó que si hubiera habido agua suficiente, disponible de las presas pudieron haberse sembrado en esta región alrededor de 125 a 130 mil hectáreas, cantidad que se presentó el año pasado, por lo que dijo, cada año disminuye aún más.-