NOTIMEX

VATICANO.- Tras los escándalos provocados por el encubrimiento de curas que abusaron de menores en su diócesis el obispo de Búfalo, Richard Malone, presentó su renuncia al papa Francisco, informó la Agencia Católica de Noticias.

A principios del 2018 el obispo fue señalado por varios fieles y miembros de la comunidad de proteger a distintos curas que abusaron de menores y que denunciaron estos hechos hasta alcanzar la mayoría de edad o años después de sufrir los abusos, informó la cadena CNN news.

Como respuesta a estas quejas se publicó una lista de 48 clérigos que fueron removidos o retirados por acusaciones de abuso sexual, pero el equipo de investigación de la WKBW reveló que al menos 82 curas y monjas de la diócesis estaban implicados en casos de abusos sexuales.

Al menos 200 miembros de la iglesia que habían violado, abusado o cooperado con el acoso sexual de los menores y jóvenes, revelaron los medios y las víctimas, con la ayuda de un informante que un tiempo después anunció que era Siobhan O’Connor, asistente de Malone.

La revelación de estos nombres implicó que la lista liberada por Malone aumentara a 78 nombres de personas removidas de los servicios religiosos.

En abril de 2019 el obispo pidió perdón a su feligresía por defender a otros miembros de la iglesia de los que se comprobaron abusos, sobre todo al padre Art Smith quien había abusado de menores en una escuela primaria donde formaba parte del personal y de la cual el superintendente tuvo que informar a los padres de los abusos.

En su carta a la diócesis Malone escribió: “Estarán mejor atendidos por un obispo que quizás sea más capaz de brindar la reconciliación, sanación y renovación, que es tan necesaria” para la comunidad.

Durante los últimos meses las víctimas de abusos se han reunido, organizado manifestaciones, jornadas de oración y colectas de firmas para que el Obispo fuera retirado junto con cada uno de los curas y monjas que han abusado de menores.

En octubre una misión del Vaticano acudió a la diócesis para revisar los casos y aunque la iglesia no reveló los resultados de la investigación Malone se reunió en el Vaticano con el papa Francisco para comunicarle su renuncia, aunque hasta hoy el pontífice informó que aceptaría su salida.

En 2018 Francisco llamó a diversos obispos del mundo para dialogar sobre el abuso sexual y la pederastia en la comunidad y e la primera vez en la historia de la iglesia que se aborda abiertamente este tema en el Vaticano.

En 2002 The Boston Globe inició una investigación que reveló una red de curas, monjas y obispos pederastas de los que se había ocultado información y se habían removido, jubilado o llevados al Vaticano para protegerlos de diversas denuncias, lo que desató una serie de denuncias en el mundo sobre abusos de diversos miembros de la iglesia.

NTX/I/PMS/FJ/