Mariela Trinidad/Agencia Reforma

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- El priismo del sur de Tamaulipas se fractura con la salida de dirigentes de Tampico, Ciudad Madero y Altamira de su cargo. Como argumento de su renuncia, dijeron que la dirigencia estatal del partido está impulsando a priistas que han traicionado al partido.

Carlos de los Reyes, Soel Cruz Leos y Héctor Manuel González Arellano, quienes dirigían el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tampico, Ciudad Madero y Altamira, respectivamente, anunciaron su salida en una rueda de prensa a la que minutos después llegó la Secretaria General Mayra Ojeda.

“Somos totalmente ignorados, el mensaje es ‘traiciona y te premiamos’ nosotros como somos caballeros, preferimos hacernos a un lado y que el presidente Édgar Melhem siga con su teatro de estar imponiendo presidentes”, dijo el ex dirigente en Tampico, Carlos de los Reyes.

De los Reyes señaló que el mensaje del dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno, es dar prioridad a la unidad y mandar a la fila a todos aquellos priistas que se fueron y que ahora pretenden regresar.

“Hago un llamado a la dirigencia estatal, que a hagan la soberbia hacia un lado y que no se les olvide que el año que entra hay tres partidos más que se unen electoralmente; el partido de Elba Esther Gordillo, el de Felipe Calderón y el PES”, declaró.

Aseguró que en la frontera de Tamaulipas también existen conflictos dentro de la estructura priista.

Soel Cruz Leos, quien estaba al frente del PRI en Madero, destacó que la actual dirigencia da prioridad a priistas traidores mientras que hicieron a un lado a la militancia.

González Arellano de Altamira dijo que cuando el edificio sede del partido en el municipio fue tomado por otras personas no recibió apoyo del PRI estatal.

“Es falso que no haya existido un acercamiento porque con todos hemos platicado, la situación de Tampico, Madero y Altamira es muy diferente”, apuntó Mayra Ojeda.

Más tarde, el PRI en Ciudad Madero nombró a Gustavo González Balderas como nuevo dirigente interino.