En cuatro semanas, las autoridades de Estados Unidos han repatriado por Nuevo Laredo,  a 3 mil migrantes que han sido trasladados, en su mayoría, hacia el interior de México.

El presidente municipal Enrique Rivas, informó que el Instituto Nacional de Migración (INM) trabaja de forma coordinada con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) para proporcionar la información que requieren las personas que esperan respuesta a su petición de asilo político en el vecino país, coordinando la bitácora e información relacionada con las fechas para entrevista.

Rivas Cuéllar, destacó que no se han registrado incidentes con aquellas personas que han decidido quedarse en esta ciudad en alguno de los albergues, sin embargo el gobierno municipal se mantiene alerta y monitorea la llegada de más migrantes.

En cuanto a los repatriados mexicanos que retornan y no se encuentran bajo ningún programa, el Instituto Tamaulipeco del Migrante pone a disposición un autobús para ayudarlos en su traslado.