AGENCIAS

En un juego que inició con el primer lanzamiento realizado por la mamá de Tyler Skaggs, exabridor de los Angels y que falleciera a inicios de julio, el cuadro de Los Angeles, que salió con todos sus jugadores marcados con el número 45 del pitcher, le rindió el mejor de los homenajes que un beisbolista pueda recibir, un sin hit ni carrera combinado ante los Seattle Mariners.

Con una blanqueada de 13-0 final, el homenaje se cumplió a cabalidad por parte de todos sus compañeros, quienes al finalizar el partido, depositaron su casaca, todas con el número 45 y el nombre de Skaggs en el dorso, en el montículo de pitcheo para recordar a su excompañero.

La hazaña del sin hit ni carrera fue obra de dos pitchers, Felix Peña, quien lanzó durante 7 episodios y Taylor Cole, quien se encargó de cerrar el juego y homenaje a Skaggs.

Pero los bambinazos también fueron parte de este emotivo momento que Los Angeles Angels le entregaron a Tyler Skaggs en su homenaje póstumo, y estos estuvieron a cargo de Mike Trout y Justin Upton, mismos que hicieron estallar al graderío.