Por: Arely López Galicia.

H. MATAMOROS, Tamaulipas.- Carlos González Lima, empresario de talleres mecánicos y refaccionarios, aseguró que lamentablemente a consecuencia de las malas condiciones en las que se encuentran muchas calles de Matamoros se ha incrementado la demanda de sus servicios.

Esto al sufrir sus vehículos daños en frenos y suspensiones, en donde deben de invertirle desde 2 mil 500 hasta 6 mil o 12 mil pesos dependiendo el modelo de carro y el taller, e inclusive hay gente que no los repara por falta de recursos económicos.

“Desgraciadamente las calles de la ciudad están muy deterioradas y eso afecta a la ciudadanía porque sus vehículos se dañan de los frenos y las suspensiones, que pueden llegar a ser muy caros e inclusive hay gente que no tienen para arreglarlos y ahí lo van dejando, por lo que les genera un costo aun mayor”, afirmó.