Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los feminicidios aumentaron 150 por ciento en los últimos cuatro años y las violaciones se incrementaron 36 por ciento en el mismo periodo, según datos oficiales.

En los primeros siete meses de 2019, las Fiscalías y Procuradurías estatales iniciaron 540 carpetas de investigación por feminicidio, mientras que en 2015 se contabilizaron 216.

Es decir, que el promedio diario pasó de 1 a 2.5, de acuerdo con el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que reporta ese delito de 2015 a la fecha.

El año pasado, los estados reportaron 485 feminicidios entre enero y junio, 55 casos menos que este año.

Las cifras del SESNP indican que en enero se abrieron 71 carpetas, en febrero 70, en marzo 84, en abril 74, en mayo 75, en junio 81 y el mes pasado 85.

María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), consideró que las políticas para combatir la violencia de género han sido un fracaso.

“Se generan instrumentos y la autoridad no los aplica, hay un problema de implementación y de evaluación; la violencia a las mujeres no se ve como un problema sistémico”, comentó.

“Tenemos un problema grave: ¿de qué sirven los protocolos si cuando llegan los casos no se aplican?; la verdad es que es un fracaso”.

En entrevista, señaló que las Procuradurías no investigan las muertes dolosas de mujeres bajo protocolos de feminicidio, a pesar de que así lo acordó el Consejo Nacional de Seguridad Pública en 2017.