Agencia Reforma

Ciudad de México.- Santiago Mazari Hernández, “El Carrete”, líder de la organización delictiva de “Los Rojos”, sumó su cuarto proceso penal.

Un juez federal le dictó auto un nuevo auto de formal prisión, ahora por los delitos de delincuencia organizada, con la finalidad de cometer delitos contra la salud, y secuestro.

“El Carrete” fue detenido el pasado 1 de agosto en Leonardo Bravo, Guerrero, en cumplimiento a una orden de aprehensión por delitos federales.

Está recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) No. 2 “Occidente”, en Puente Grande, Jalisco.

El primer auto de formal prisión fue por delincuencia organizada; el segundo por delincuencia organizada y secuestro agravado; y el tercero por delincuencia organizada, con la finalidad de cometer delito en materia de secuestro.

Mazari Hernández es señalado por las autoridades federales y locales de ser uno de los principales generadores de violencia en Guerrero y zonas de Guerrero.

El 3 de septiembre, el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Alejandro Encinas, atribuyó el repunte de violencia en Morelos, incluido el ataque en una terminal de autobuses de Cuernavaca, a la recomposición de los grupos delictivos en la entidad tras la captura de “El Carrete”.