Agencia Reforma

David León, coordinador nacional de Protección Civil, informó que autoridades y trabajadores de Petróleos Mexicanos siguen laborando para controlar una megafuga de gas LP que inició ayer, provocada por una toma clandestina en un ducto en Acajete, Puebla.

Indicó que, ante la complejidad del proceso, Pemex decidió hacer una “quema controlada” en la zona para evitar que el gas remanente llegara a las comunidades habitadas.

“En este momento continúa prendido, evidentemente continúa el cerco de seguridad. No hubo ningún lesionado, ningún fallecido. Pemex prevé que en las próximas horas el remanente se terminará y ya sin gas se podrá llevar a cabo la reparación del ducto”, informó en conferencia matutina en Palacio Nacional.

León detalló que durante las reparaciones realizó un cierre carretero, un cerco y se evacuó a la población cercana.

En tanto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado para no poner en riesgo a las comunidades con las tomas clandestinas de gas.

“Hacer un llamado a los que están cometiendo estos ilícitos, los que están promoviendo las tomas clandestinas para el robo de gas porque se trata de algo mucho, mucho, muy peligroso que pone en riesgo la vida de mucha gente.

“En un mes hemos tenido dos hechos que nos han llevado a actuar de emergencia, a evacuar, en el caso de Nextlalpan, en Edomex, a muchas familias, y ayer volvió a pasar el Puebla”, dijo López Obrador.