Personal de una funeraria arribó con el cuerpo de Fátima, la menor que fue sustraída por una mujer a las afueras de su escuela Enrique C. Rébsamen y cuyo cadáver apareciór en la alcaldía Tláhuac.

Más de una centena de vecinos, amigos y familiares custodiaron la carroza fúnebre hacía su casa para darle el último adiós a Fátima, quien era una niña que confiaba en las personas, según testimonios de los propios familiares de la menor.

Los familiares y vecinos de Fátima solicitaron a las autoridades justicia, ante las posibles omisiones en las que se pudiera haber incurrido tras la desaparición de la menor.

Interrogan a cinco por caso Fátima

Ernestina Godoy, fiscal general de la Ciudad de México, informó que por la desaparición y asesinato de la menor Fátima se tienen a cinco personas que rinden testimonio sobre el caso.

De momento no se ha brindado información sobre la línea de investigación que se sigue, pero la fiscal descartó que el feminicidio tenga que ver con el robo de órganos.

Godoy dijo que la dependencia está enfocada a esclarecer los hechos y que el caso no quede impune.