Agencia Reforma

MONTERREY.- Regla número uno del fútbol mexicano: nunca dar por muerto al Club América.En una lección de grandeza y con todo en contra, América se clasificó a las Semifinales del Apertura 2019 luego de golear 4-2 a Tigres en el partido de vuelta de los Cuartos de Final y así avanzar gracias al 5-4 en el marcador global.

El conjunto de Coapa ahora enfrentará al Morelia en la siguiente fase, donde cerrará el partido de vuelta en el Estadio Azteca.Para alcanzar tal hazaña, se conjugaron dos factores en el Estadio Universitario; que América apeló a su grandeza para remontar y que Tigres no mostró credencial alguna para ser considerado de la misma estirpe de las Águilas.

Ni Miguel Herrera y tampoco sus jugadores soltaron ni una palabra previo al partido de vuelta, se encerraron a piedra y lodo en el Nido de Coapa.

Quién imaginaría que días después gritarían tantas veces en el “Uni” y más ante el autoproclamado “equipo de la década”.

Las Águilas tardaron 20 minutos y asestarle el primer golpe a unos Tigres timoratos.

Federico Viñas, quien sorpresivamente se metió al once titular ante la ausencia de Nicolás Castillo, se elevó y con un cabezazo a segundo poste marcó el 1-0.

Al 30′, Guido Rodríguez, el de siempre, apareció en el área chica para conectar el balón y anotar el segundo de las Águilas tras un tiro de esquina.

Apenas 15 minutos más tarde, Giovani Dos Santos, aprovechó que Henry Martín abusó de Carlos Salcedo en un mano a mano, y el “10” azulcrema empujó el 3-0 a las redes el servicio del yucateco, todo esto ante la mirada de unos felinos que se hicieron diminutos en el “Volcán”.

En el segundo tiempo Tigres amenazó con despertar gracias a los goles de Javier Aquino (56′) y André-Pierre Gignac (71′), pero en el 80′, tras un penal concedido por Salcedo, Emanuel Aguilera marcó, sentenció la eliminatoria y el 4-2 Final.

El gigante despertó, echó a los Tigres, apagó el “Volcán” y ahora ¿Quién lo para?